De nuevo en Cañete.




Sesión de fotos en Cañete, de hace un par de días.

Bajo su afilado castillo, empotrado dentro de sus enormes cercas califales y sobre el agua cantarina del río Tinte, Cañete tiene una atmósfera peculiar, con su retorcido urbanismo islámico y una encantadora arquitectura popular que ahí va, sobreviviendo a trancas y barrancas. Una curiosa luz tiene Cañete, muy plástica, necesariamente mañanera, complicada. Pasear tranquilamente por estas callejuelas empinadas y estos vericuetos urbanos, saludando aquí y allá a los paisanos, es un sencillo y maravilloso placer. Entrañable Cañete...






























































































































































































Comentarios

Entradas populares:


El Jesús de La Cierva


Septenario en Moya


San Julián del Tranquillo


Hogueras de la Cruz de Mayo. Cuenca