Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2020


Jaime Bort y el Santo Rostro de Honrubia

Imagen
Recuerdo que en cierta ocasión un profesor mío de historia del arte hizo un comentario que me llevó a reflexionar. En mitad de un debate acerca del arte provincial con alguno de sus alumnos, nos espetó que el arte barroco en general, y en la provincia de Cuenca en particular, se divide en dos: Barroco, y Barroquillo.

Y es que en otros estilos en el ámbito local no se plantea esa dicotomía. En el Renacimiento conquense, por ejemplo, es notorio el alto nivel de calidad en la entrega de edificios, sean conventos, iglesias, puentes o palacios. Si una villa o lugar no puede sufragar una columnaria de cuatro fustes, pues la iglesia de una nave que se levante en su lugar será no obstante un edificio magnífico. Incluso en los no muy abundantes casos en los que el Renacimiento penetró en la Sierra de Cuenca, los edificios serranos de estilo renacentista (Cañamares, Poyatos, Cardenete, Henarejos…) nada tienen que envidiar en cuanto a proporciones, ejecución o material a sus vecinos alcarreños o …