Entradas


El Cañón del Río de Arcos

Imagen
El Cañón del Río de Arcos, o Barranco de las Torcas, es uno de los descensos más estéticos y espectaculares del Sistema Ibérico, y un lugar ciertamente mágico, de los que no se olvidan y a los que de tanto en tanto no importa volver, aunque esté tan apartado y aislado.

El Río de Arcos es un bravío curso de agua, uno de esos afluentes salvajes del Turia en su curso medio. En su caso, lo de salvaje va en negrita, subrayado y con mayúsculas. De caudal permanente y crecidas espeluznantes, nace en las laderas meridionales de la Sierra de Javalambre, a unos 1.420 metros de altura, aunque recibe vertientes estacionales que descienden de las cumbres, a casi 2.000 metros de elevación. Esta amplia cuenca de captación a gran altura explica un acusado régimen nival de caudal. Su primer tramo -poco más de 6 kilómetros- corre en dirección sur, perdiendo cota rápidamente entre un curioso paisaje de montaña. Tras alcanzar la localidad turolense de Arcos de las Salinas (de la que toma el nombre) gira b…