Entradas

Mostrando entradas de enero, 2016


Requena: El Barrio de la Villa

Imagen
Requena, a los ojos de los conquenses, sería algo así como la hija pródiga. No por nada: tomada en 1238 a los musulmanes valencianos por D. Gonzalo Ibáñez, quinto obispo de Cuenca, se integró en Castilla y en la diócesis conquense a pesar de que en los viejos tratados debería haber quedado para la Corona de Aragón. Ello provocó una airada queja de Jaime el Conquistador, repleta de justa indignación. De poco le valió, porque la frontera quedó no en el Cabriel, sino en las Cabrillas, desde donde en días claros se veía el Mediterráneo rielar tras las azoteas blancas de la ciudad del Turia.
Tan bien salió aquella canallesca operación que Requena ha sido castellana y conquense hasta 1851, seiscientos trece tacos de nada. En ese año la familia Cárcel, el puerto de Contreras, el vino y un famoso carguero con bandera helvética provocaron una basculación política hacia Valencia que lo extraño es que no se hubiese producido antes. La jurisdicción eclesiástica se resistió más, hasta 1955. Todavía…


Un paseo por Villaescusa de Haro

Imagen
Paseando por las calles y rincones de Villaescusa de Haro. En sus orígenes Villaescusa se llamó Fuentebreñosa, aldea del manchego Señorío de Haro que fundara Don Diego López el Malo (o el Bueno, según se mire), señor de Vizcaya y áulico del rey Alfonso el de Las Navas. Luego fue Haro la Nueva cuando Haro, la cabeza de tierra, se despobló por las miasmas palúdicas que infestaban las márgenes pantanosas del Záncara. Y la actual Villaescusa. Villa porque la hizo el maestre de Santiago, el cascarrabias de Don Fadrique, allá por 1349; y excusada de pechas y tributos por los Reyes Católicos, en compensación por la mucha sangre que costó a sus vecinos alzar pendón por la reina Isabel en pleno corazón de los estados de otro Diego López, pero Pacheco en este caso, el segundo marqués de Villena. Y engrandecida por los Ramírez, prole del Hidalgo Benito, de la casa de los reyes de Navarra, primero Ramírez de Haro, y luego de Fuenleal, de Arellano, de Sedeño... o de Villaescusa y sanseacabó. Y hoy…